post-title Suerte

Suerte

Suerte

Suerte

Suerte

raquel-barrero

Se suele decir que “podemos conseguir todo lo que nos propongamos”, y es cierto, pero es necesario que no se quede en una ensoñación o algo indefinido que dependa de un “golpe de buena suerte”. Los propósitos se diseñan y cuanto más definidos estén más fácil será conseguirlos. Para ello sólo hay que responder a unas sencillas preguntas: ¿Dónde?¿Qué?¿Cómo?¿Con qué capacidades?¿Quien? y ¿Con quien más?, sencillo¿no?

Para emprender o reenfocar nuestro camino profesional, tenemos que estar dispuestos/as a la evaluación, no tener miedo a la crítica, pues es una fuente de información valiosísima para la consecución de mi meta. Para ello tenemos que analizar los recursos y debilidades internos, para compensarlos y de igual forma analizar lo que me favorece o me perjudica del entorno, con el fin de que todos estos factores queden equilibrados y sepa sacar el máximo rendimiento de las circunstancias. Es común el tener muy claros los objetivos y metas profesionales que queremos conseguir, pero no sabemos porqué, lo vamos aplazando y no conseguimos realizarnos. En la mayoría de los casos se debe a las barreras psicológicas de las que no somos conscientes que vienen programadas desde nuestra infancia, y condicionadas por hechos que nos han impresionado, o por estructuras mentales que en un momento nos ayudaron, que nos resulta cómodo repetir, pero que ahora no nos ayudan, incluso lo contrario, frenan nuestro desarrollo personal y profesional.

Por eso es muy importante hacer un ejercicio de consciencia de nuestras barreras y aprender a derribarlas, dejar fluir nuestros talentos y nuestra verdadera personalidad, aceptándonos y amándonos. ¡Qué suerte quererse así!

Para que nuestro negocio o nuestra búsqueda de empleo esté enfocada al éxito, tenemos que hacer un importante ejercicio de empatía con ese entorno que hemos analizado, y más concretamente con nuestros/as clientes y reclutadores/as, pues de ello depende nuestro éxito. Para que no quede nada para el factor “suerte” que no podemos controlar, tenemos que ponernos en la piel de éstas personas y darle el máximo servicio para que se cumplan todas sus expectativas.

Y qué suerte tendría si trabajara en lo que realmente me gusta, para lo que tengo más capacidades, ganando dinero y además haciendo feliz con mi producto, servicio o trabajo a otros…¡qué más puedo pedir!

Él éxito se programa, se diseña, se trabaja. A veces hay que romper con los clichés sociales y familiares, y de eso los emprendedores y emprendedoras sabemos un rato. A cambio obtenemos la realización personal y profesional tan estimulante.

Raquel Barrero, Psicóloga e Coach

escribeme@raquelbarrero.com

 

Próximos cursos do Emprende VGA 2019

Acontecimientos Pro  |  Información: no se han creado eventos. Por favor, añade algunos.